BREAKING NEWS
#Noticiales


Un “princeso” es perdonado por el abuelo: Murillo Karam

Por: mayo 23, 2013 Sin comentarios

Foto: cortesía.

México, D.F.- Un nuevo escándalo ataca a otro de los allegados al primer mandatario de la nación, Enrique Peña Nieto. En esta ocasión tocó el turno al titular de la Procuraduría General de la República (PGR) Jesús Murillo Karam, cuyo nieto ha quedado absuelto luego de golpear a su exnovia Alexia Ímaz, quien es hija del Director del CISEN.

En un país donde la falta de denuncia es un problema grave de justicia y las agresiones a mujeres una constante ceguera por parte de las autoridades y en especial del Procurador.

Cualquier maltrato en contra de las mujeres es un grave delito y debe ser estrictamente castigado por su condición de género. Alexia, la víctima, se presentó en la Procuraduría de Morelos para posteriormente, desistir de levantar una denuncia. Pueden presumirse presiones, siempre que difícilmente alguien que haya sido violentado y que señala públicamente a su agresor en redes sociales, se presenta ante la institución que corresponda sólo para ‘saludar’ y no levantar denuncia alguna.

Gerardo Saade quien se dijo ‘arrepentido’ según comunicó la PGR y se presentó ante las autoridades para conocer su situación jurídica, en la cual, al no haber demanda de por medio, libró con impunidad el rigor de la ley puesto que estos actos no son perseguidos de oficio, quedando sin culpa alguna.

La salida para Murillo Karam fue muy fácil, siempre que se argumentará que no existe denuncia alguna y por lo tanto, no hay delito a perseguir. Lo que no se dirá, es que son muy pocos los que se atreven a denunciar a los poderosos, incluso siendo hijo(a) de uno.

El titular de la PGR  tiene ante sí la oportunidad de combatir la impunidad tema visto en cada foro realizado en la materia. Si la hija de un alto funcionario no denuncia por presiones, el mensaje que se dará a la sociedad es muy claro, ya que permitirá el incremento de la cifra negra en lugar de combatirla. Porque una de las principales razones de la no denuncia es la desconfianza en las autoridades así como lo engorroso de los procesos judiciales.

Si el procurador quiere conservar su puesto, debe buscar la forma de persuadir, incluso en perjuicio de su propio nieto, que se haga la denuncia correspondiente al igual que verificar que el proceso sea transparente. Si no lo cumple, debe renunciar pues no puede representar a la justicia en cualquiera de sus formas cuando él mismo ejemplifica impunidad.

Respecto al “princeso”  Gerardo Saade, es hijo de Gerardo Saade Kuri y Gabriela Murillo, esta última hija de Jesús Murillo Karam. Saade Kuri, su padre, ha sido acusado de desvíos dentro de la administración de la Escuela Americana de Pachuca por padres de familia como consta en notas periodísticas mientras que el titular de la PGR ha recibido denuncias por enriquecimiento ilícito, la más reciente en 2005. El Procurador no ha hecho pública su relación patrimonial.

Relacionados

Lozano Gracia, aboga por Guillermo Padrés

Es dueño de un exitoso bufete de abogados, y durante su carrera como político y litigante ha sido ligado al excandidato presidencial del PAN y Diego Fernández de Cevallos. ...