BREAKING NEWS
#Noticiales


Un payaso, un actor, un doctor o un político

Por: febrero 10, 2015 Sin comentarios

El periodo de decidir quiénes serán los diputados locales o federales, alcaldes, delegados o gobernadores llegó y la oferta cada vez está peor.

 

Si bien eso de ser político es una de las peores, llamémosle actividades, calificadas por los ciudadanos hoy los grandes gurús de los partidos políticos han tenido la ocurrente puntada de que los candidatos a puestos de elección sean de todo menos políticos.

 

Ante esa sesuda ocurrencia de estos estrategas que cobran como su supieran es que vemos en la palestra política nombres y figuras que acaban con ese sentido ciudadano que podría alentar a cualquier persona con ganas de cambiar este país.

 

Parece un mal chiste cuando nos preguntamos en qué se parece un payaso en Jalisco, Lagrimita pa pronto, un actor (Alejandro Camacho), un doctor (Abel Cruz), un futbolista (el famoso Cuauhtémoc Blanco) y todos los delegados perredistas que renunciaron  al cargo en bloque para ganar el favor del voto del elector.

 

En verdad que como chiste pinta para tragedia cuando nos enteramos que un mexicano graduado con honores en Harvard, con dos maestrías, reprobó un examen en los procesos internos del PRI-DF y Alejandra Barrios, líder de vendedores ambulantes dio positivo en el filtro como candidata por la jefatura de la delegación Cuauhtémoc.

 

Hasta dónde este tipo de intereses busca todo menos que gobiernen los más capacitados sino o los más conocidos por otras artes, no la de legislar o tomar a su cargo una administración pública o bien dejen fuera a los que al menos le han dedicado tiempo y dinero a su preparación.

 

La caballada electoral por lo pronto se ve bastante flaca para que pinte más como un circo que como una verdadera contienda donde podamos elegir a los mejores.

 

Que conste que cada uno de los candidatos que al menos son conocidos por ser exitosos en otros ámbitos han ganado su prestigio por su dedicación, esfuerzos y seguramente un cúmulo de sacrificios que estamos seguros les llevó años, pero que nada tiene que ver con la visión de estado para la que habrá también que desvelarse y dedicarle sobretodo vocación.

 

En fin, que no quede como advertencia de evitar ocurrencias de mercantilismo político por mantener el registro y que particularmente estos nuevos partidos puedan demostrarnos que no nos equivocamos al permitir que trabajen por un país que necesita gobiernos y políticos a la altura de su democracia y no verdaderas payasadas. A los otros, los que ya están ya los conocemos, sabemos de sus gracias y sus tragedias, que esperamos no se repitan.

 

Relacionados

El mundo enfrenta incertidumbre pero México sigue creciendo

Pese a volatilidad financiera y a los escenarios de incertidumbre mundial, México sigue creciendo, generando empleos e incrementando su infraestructura, porque quienes deciden invertir y “jugársela” con México lo hacen porque hay ...