BREAKING NEWS
#Noticiales


Soy un espía, un espectador…viendo lo “prohibido”

Por: Septiembre 15, 2015 Sin comentarios

Sudor, piel húmeda, movimientos, cuerpos desnudos, hombre y mujer. Sexo y más sexo. Todo en la pantalla y tú del otro lado disfrutando de una película porno. Si no crees capaz a tu novia, esposa, pareja o amante de ver pornografía, sigue leyendo y ve lo que ellas dicen al respecto…

Momentos de (bendita) soledad

Algunas mujeres disfrutan esos momentos de soledad oyendo música, leyendo un libro o simplemente tomando una copa de vino. Pero existen muchas (no lo nieguen) que, sus momentos de estar solas en casa, los dedican a autoexplorarse y llegar al anhelado orgasmo. Para esto, buscamos algunos elementos que nos brinden una buena “ayuda” y logremos nuestro cometido, una de estas “ayudas”, sin duda, son las películas pornográficas que nos hacen vibrar.

Si bien es cierto, la mayoría de las mujeres no acepta que ve películas porno, como al género masculino, aunque como a ellos, también nos divierte y gusta este tipo de cine. Además, aquí entre nos, si lo hacemos “a escondidas” como un cibercafé o en la oficina, nos resulta más excitante y hace que lo disfrutemos más.

Aquella mujer que diga que odia las películas pornográficas, miente. Ya sea por morbo, curiosidad, excitación o deseo, las mujeres queremos verlas y muchas veces a detalle.

Cuando ves una película pornográfica, no sólo te liberas, también te diviertes. Sabemos que muchas mujeres no son clientas asiduas de estas cintas, pero veamos el lado positivo de verlas: además de la excitación que provocan por sí solas, la diversión está implícita. Puedes imitar lo que los protagonistas hacen, el juego erótico, las posiciones y si te gusta lo rudo, el lenguaje, las nalgadas, los amarres y más. Sólo observa y hazlo.

Si tu relación se ha vuelto monótona y aburrida, dale un giro muy cachondo invitando a tu pareja a ver una película pornográfica. Esto le dará sabor, se empezarán a excitar a la par e irán copiando lo que vayan viendo, es decir, van a interactuar con la película hasta olvidar lo que ven y darán rienda suelta a lo que quieran hacer.

Si quieres proponerle algo más “hot” a tu pareja que lo deje con la boca abierta, proponle hacer su propio material porno, sólo necesitas de una cámara, una locación y unos protagonistas que estén dispuestos a todo, que serán él y tú. Será muy divertido y lo mejor del caso es que si la escena no queda a su gusto, la pueden repetir una y otra vez. ¡Te convertirás en un gran director!

Te aseguramos que al ver estas cintas, descubrirán nuevas formas de placer.

Es un hecho que a muchas mujeres no les gusta la pornografía, pero ese toque de morbo todas lo tenemos y con eso podemos adentrarnos a ver cosas prohibidas que nos llevan a lo más recóndito de nuestra imaginación y cumplen algunas de nuestras fantasías.

Te invito a que rompas el tabú de que a las mujeres les molesta el cine para adultos y déjate envolver por el erotismo y la pasión…¿lo intentas? ¡Diviértete!

Relacionados

El mundo enfrenta incertidumbre pero México sigue creciendo

Pese a volatilidad financiera y a los escenarios de incertidumbre mundial, México sigue creciendo, generando empleos e incrementando su infraestructura, porque quienes deciden invertir y “jugársela” con México lo hacen porque hay ...