BREAKING NEWS
#Noticiales


Restaurante Specia, no sólo deliciosos platillos polacos

Por: Mayo 5, 2013 Sin comentarios

Estimados Lectores:

En esta ocasión comentaré de dos restaurantes que son ya clásicos, pues ambos tienen una larga trayectoria gastronómica con una asidua y fiel clientela.

El primero en visitar fue La Specia, en donde la comida típica son los platillos Polacos, aunque en su carta se encuentra otros de tipo internacional. Tres son los principales restaurantes de este tipo en la Cd. De México: el Mazurka, ubicada en la Col. Nápoles; otro ubicado en Leibinitz, por el rumbo del hotel Camino Real, y la mencionada Specia, en la Colonia Condesa.

Llegas y te reciben de inmediato tu automóvil porque es una zona donde es complicado estacionarte y el servicio te evita dificultades. Me acompañaba además de mi esposo, mi hija menor y mi yerno, a quién le fascina este restaurant, pues su familia paterna es de ascendencia Polaca. Durante la velada nos fue contando cómo sus abuelos llegaron a México, escapando de la primera guerra mundial en una historia de valor y supervivencia.

El servicio de los meseros es muy atento pero sobre todo muy cálido, no podíamos dejar de abrir la velada con un delicioso vodka congelado, que nos puso en ambiente de inmediato. En seguida, como botana sirvieron una crepa de papa rellena de pasta de arenque y aunque este pescado es de sabor fuerte nos resultó relativamente suave y muy apropiado para abrir el apetito.

En seguida pedimos dos sopas frías que compartimos los cuatro, una muy original de ciruela y la otra, de betabel con jocoque y un poco de pepino, ¡¡deliciosas!! y muy refrescantes. Nos trajeron también un queso asado tipo provoleta de excelente textura y sabor. Los platillos fuertes consistieron en una milanesa con papas y ensalada y un chamorro de cerdo con col agria, servido con su mostaza y puré de papas escogidos por mi yerno y mi hija. Mi esposo pidió unas chuletas de cordero, nada ligeras para una cena y menos cuando se quejaba de haber comido muy tarde, lo que no le impidió dar fin a su concienzuda labor de limpiar sus chuletas. Por mi parte me decidí por un filete asado con ensalada. La carne fue servida en un término ¾,  pero jugosa y suave,  mientras que la ensalada aunque sencilla, muy bien aderezada.

Para acompañar nuestras viandas, pedimos un vino tinto de Baja California, que nos  resultó muy adecuado al tono de la comida. La cena transcurrió con muy buen ritmo entre plato y plato, además con magnífico servicio, como lo comenté al inicio.

Los platillos son abundantes y muy bien presentados, por lo que la relación precio – beneficio es buena.

El postre lo compartimos también y consistieron en unos blintzer, que son crepas con queso crema y mermelada de zarzamora y además un flan a la naranja, también de muy buena consistencia y sabor. A riesgo de no dormir terminamos con café cargado y de buena calidad.

Quizás el local se ve un poco pasado de moda en su aspecto exterior y su decoración, sin un estilo definido y no le vendría mal una remodelación con un enfoque tipo Europeo y moderno, pero manteniendo la calidad de sus platillos y su buen servicio. La especialidad del lugar es el pato a la ciruela, pero ya lo probaremos la próxima ocasión.

El costo aproximado por persona fue de $ 500.00 MN, que siente uno que fueron muy bien retribuídos.

En una muy próxima reseña, hablaremos del otro Restaurant visitado en éstos días. Pronto nos volveremos a encontrar.

¡BON APETIT!

T.R. Agona / @TR_Agona

Relacionados