BREAKING NEWS
#Noticiales


¿Quién se atreverá a ser ídolo en América?

Por: agosto 5, 2013 Sin comentarios

México, D.F. Los héroes no nacen, se forjan y en el juego de la pelota de gajos se hacen a base de grandes historias, de épicas batallas y de grandes hazañas que los convierten en leyendas inmortales.

Pero para lograr conseguir todo esto deben pertenecer a un club que tenga la talla y el nivel de exigencia necesario como para pesar lo suficiente y así demostrar que están hechos para el papel.

Tal es el caso de las Águilas del América, donde la exigencia es autentica y los ídolos deben llegar a sus filas para acrecentar el nombre del club y engrandecerlo. Un delantero en América debe ser constante, efectivo y contundente. Ejemplo de ello son los dos últimos grandes delanteros del club de Coapa, el guaraní Salvador Cabañas y el ecuatoriano Christian Benítez han dejado una huella imborrable en el seno Azul Crema.

Cabañas jugó 4 años con las Águilas no pasó mucho tiempo para convertirse en un referente y ganarse a la afición con grandes actuaciones, goles y sobre todo con el peso que generaba en el equipo, “Chava” y su potencia llevaron a los de Coapa a jugar dos copas libertadores, el guaraní era un tipo querido en el nido y por su gente. Pero aquella madrugada del 25 de enero  de 2010 cambió todo para el goleador, un impacto de bala en la cabeza puso en peligro su vida en un atentado en bar al sur de la Ciudad de México. Cabañas fue trasladado a un hospital con vida y de manera casi milagrosa sobrevivió al atentado. Sin embargo no pudo recuperarse en el aspecto cognitivo y tuvo que abandonar las canchas de alta exigencia.  Salvador conservó la vida pero dejó un hueco en las canchas y sobre todo en las Águilas.

Año y medio más tarde llegó a Coapa otro gran delantero, fuerte, potente y de grandes cualidades, después de su paso por Santos Laguna, las Águilas se hicieron de los servicios de Christian “Chucho” Benítez,  quien no tardó en convertirse en referente y llenar ese espacio que había dejado “Chava” .

Benítez consiguió tres títulos de goleo individual con los cremas, de manera consecutiva y se hizo de un nombre aún más emblemático en el club, cerrando esa mágica historia aportando y en mucha medida para que el cuadro de Miguel Herrera se alzara con el Título de Campeón del Clausura 2013, Christian marcó un penal en la tanda que definió al monarca del futbol mexicano y nadie se imaginó que sería éste el último gol en su carrera y en su vida.

Christian “Chucho” Benítez viajo Doha en Catar, donde firmó un millonario contrato con el club local El Jaish SC el 6 de julio de 2013, 25 días después hizo su debut oficial con su nuevo club y horas más tarde falleció a causa de un paro respiratorio a la edad de 27 años.

Los últimos dos ídolos americanistas han terminado de manera fatal y obligada su andar por las canchas, Cabañas vive, es cierto pero no recuperó su vida plenamente y lo de Benítez es una tragedia que conmocionó al mundo.

La cuestión es imaginar quien será ese nuevo jugador azul crema que se atreva a convertirse en ídolo de Coapa, pues las tragedias en América son una constante; Carlos Sánchez era un defensa central con un gran futuro y a mediados de 2008 fue víctima de un infarto cerebral que lo apartó de las canchas para siempre, el 27 de Septiembre de 2009 Arnold Rivas sufrió un accidente automovilístico que le provoco un hematoma cerebral, salvó la vida pero nunca recuperó el nivel que lo llevó al primer equipo de Coapa, Juan Carlos Silva también es otro caso de un atentado con arma de juego, “el torito” se resistió a un asalto y una bala alcanzo el glúteo derecho, el jugador regresó a jugar pero no alcanzó su máximo nivel y salió por la puerta de atrás; Moisés Muñoz  actual portero de las Águilas sufrió un accidente automovilístico con su familia, el guardameta convulsiono mientras manejaba y su camioneta volcó, milagrosamente salvó la vida y un año después se coronó en una épica historia de nuestro futbol.

Otro deceso fatal de un jugador que vistió la casaca azul crema es la de Antonio “el tano” De Nigris, el regiomontano falleció a causa de un paro cardiaco en noviembre de 2009 a los 31 años de edad. El Tano vistió la casaca azul crema en 2002.

¿Habrá alguna maldición, tendencia o condena en Coapa?

Relacionados

El mundo enfrenta incertidumbre pero México sigue creciendo

Pese a volatilidad financiera y a los escenarios de incertidumbre mundial, México sigue creciendo, generando empleos e incrementando su infraestructura, porque quienes deciden invertir y “jugársela” con México lo hacen porque hay ...