BREAKING NEWS
#Noticiales


Odios y corajes, la nueva forma de dialogar en #México

Por: noviembre 9, 2015 Sin comentarios

México se encuentra bajo una oleada de odios y enconos que desean algún fin oscuro dentro de la política moderna, recordemos que esto no ocurría, pero la guerra sucia de la política comenzó abiertamente en las elecciones presidenciales del 1999, cuando el PRI buscó a todo precio que el hartazgo no llegara a las urnas a favor de Vicente Fox.

Luego, las estrategias de guerra sucia así como los recortes presupuestales y claro, la confrontación política abierta en las caramas del Congreso de la Unión, hicieron que el lodo y estiércol siguieran volando entre políticos y candidatos.

En las elecciones presidenciales del 2006, la guerra sucia se intensificó, subió de volumen, aparecieron spots de televisión diciendo que Andrés Manuel López Obrador era un peligro para México (que es cierto, pero no se había visto mediáticamente algo así) además de otras formas diferentes de señalar las fallas o desventajas de uno u otro personaje.

Con las elecciones presidenciales de 2012, Enrique Peña Nieto fue el villano favorito de todos los candidatos, todos buscaban descalificar de cualquier forma al actual presidente, sin que vieran que Peña Nieto fue un producto formado en las filas del PRI y el grupo Atlacomulco, desde que llegó a la silla de la gubernatura en el Estado de México, fue cuidado y protegido por el PRI para que se convirtiera en un nuevo candidato, joven y renovado, una cara fresca para aquel PRI que nadie quería.

Pero la guerra sucia gestó un fenómeno que nadie fue capaz de prever, nadie en su sano juicio pensó que ver tantas formas de dicterios y descalificaciones en los medios masivos y redes sociales (un canal de comunicación que no tiene reglamentación alguna para campañas y estrategias políticas eh), provocaría que la gente solamente reafirmara lo que ya se sabía; “la política apesta y todos (sí, así de absolutista es el pensamiento de la ciudadanía que no reflexiona) son iguales”.

Aquí hago un breve paréntesis, las redes sociales han comenzado a ser cajas de resonancia social, los 48 millones de usuarios en Facebook y los 8 millones de usuarios en Twitter de México son una sociedad ilustrada (permítaseme el uso del término) con un rango de educación en el uso de la tecnología, donde son bombardeados por mensajes políticos, sociales, de marca (partidos y candidatos como marca) etc., que solamente están enconando posturas.

Los medios de comunicación están reflejando lo que ocurre en redes sociales y transmiten sin mucho escrutinio y rigor periodístico, lo que en ellas aparece, que en muchas ocasiones son ataques, dicterios y filtraciones ilegales de temas que solamente sirven para algunos cuantos.

La sociedad se está enojando cada vez más, medios y redes sociales demuestran que hay un hartazgo por los políticos y los experimentos de los primeros candidatos ciudadanos o independientes aún no dan muestras de que sea el camino para la próxima camada de elecciones grandes en México.

Como corolario, no creo que el México bronco despierte y haya un levantamiento armado, parece (y repito) PARECE que ya entendimos de que la guerrilla y la revolución armada no son el camino, pero sí creo que ciertos sectores de la sociedad pueden comenzar movilizaciones multitudinarias para protestar por la ineficiencia de equis o ye partido político o candidato, lo cual podría mostrar que el gobierno se encuentra francamente rebasado en el tema y, pudiera generar de nueva cuenta que México no sea lo que se ha prometido, un lugar para invertir y generar riquezas.

Relacionados

El mundo enfrenta incertidumbre pero México sigue creciendo

Pese a volatilidad financiera y a los escenarios de incertidumbre mundial, México sigue creciendo, generando empleos e incrementando su infraestructura, porque quienes deciden invertir y “jugársela” con México lo hacen porque hay ...