BREAKING NEWS
#Noticiales


Los daños que ha dejado Odile… Polo azota las costas mexicanas

Por: septiembre 17, 2014 Sin comentarios

México, D.F.- Las tormentas tropicales Polo y Odile azotan este miércoles las costas mexicanas en el Pacífico con fuerte oleaje y lluvias, días después de que la turística península de Baja California quedara devastada y mientras miles de turistas siguen siendo evacuados.

 

Después de golpear el domingo Baja California Sur como un poderoso huracán categoría 3, Odile avanza a través del Golfo de California generando precipitaciones en varias zonas del noroeste de México y el suroeste de Estados Unidos.

 

Odile, que a su paso por Baja California dejó destrozos en hoteles, casas y negocios y afectó los servicios de electricidad y telefonía, se ubica a 85 kilómetros al sur-sureste de Puerto Peñasco, en el fronterizo estado de Sonora, amenazando con intensas lluvias y alto oleaje a la región.

 

Las autoridades aún evaluaban los daños que dejó el fenómeno en la península, mientras los servicios públicos se reestablecen paulatinamente tras colapsar prácticamente en su totalidad, sobre todo en los centros turísticos de Cabo San Lucas y San José del Cabo, muy visitados por estadounidenses.

 

El Gobierno anunció el martes incentivos fiscales para apoyar a las empresas afectadas e inició la evacuación de miles de turistas varados, utilizando aviones de las Fuerzas Armadas, de la Policía Federal y de líneas aéreas comerciales.

 

Autoridades informaron que en la zona hay unos 30,000 vacacionistas: 26,000 extranjeros y 4,000 locales.

 

El ciclón Odile, ahora como tormenta tropical, avanza lentamente rumbo a la costa peninsular del noroeste de México con vientos máximos sostenidos de 65 kilómetros por hora (km/h), según el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

 

El Gobierno prevé que el centro de la tormenta impacte en las próximas horas entre Puerto Libertad y Puerto Peñasco, en Sonora.

 

En tanto, la tormenta Polo se localizaba a 240 kilómetros al sur-suroeste de Zihuatanejo, en las costas de Guerrero, con probabilidad de convertirse en huracán la noche del miércoles o temprano el jueves.

 

Se espera que la tormenta, con vientos máximos sostenidos de 95 km/h, siga una ruta similar a la que tomó Odile, en paralelo a la costa occidental y en dirección a la castigada península de Baja California.

 

Las autoridades pidieron a la población estar alerta ante la crecida de ríos y arroyos, así como de deslaves e inundaciones ocasionados por las lluvias de los últimos días.

 

El Gobierno dijo que debido a su amplia circulación, el ciclón amenazaba con provocar fuertes lluvias en estados del sur de la costa occidental y del centro del país.

 

El año pasado la combinación de las tormentas Manuel e Ingrid descargaron lluvias sin precedentes en el país y provocaron la muerte de más de 150 personas y dejaron cuantiosos daños materiales.

 

Costos superiores a los 12,000 mdp

 

El sector asegurador prevé que los pagos por los daños causados por Odile asciendan a más de 12,000 millones de pesos, lo que superaría el monto que pagó por las afectaciones de Manuel e Ingrid en Guerrero en 2013, según el director de Daños y Autos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), Luis Álvarez Marcén.

 

 

Relacionados

El mundo enfrenta incertidumbre pero México sigue creciendo

Pese a volatilidad financiera y a los escenarios de incertidumbre mundial, México sigue creciendo, generando empleos e incrementando su infraestructura, porque quienes deciden invertir y “jugársela” con México lo hacen porque hay ...