BREAKING NEWS
#Noticiales


La Fundación Deseos Compartidos y el hotel Hyatt Regency convierten a niños del Hospital Infantil Federico Gómez en ´huéspedes distinguidos´

Por: Abril 12, 2015 Sin comentarios

México, D.F.- Más de 10 niños del Hospital Infantil Federico Gómez con apoyo de la Fundación Deseos Compartidos fueron huéspedes distinguidos por un día en el hotel Hyatt Regency, donde los pequeños desarrollaron actividades de gerentes, bomberos, médicos, personal de seguridad o chefs.

 

Después de madrugar y recorrer más de dos horas de camino, los pequeños junto a un familiar se dieron cita en las instalaciones del Hospital Infantil Federico Gómez, donde ya los esperaba un autobús que los transportaría al hotel Hyatt Regency.

 

En el hotel se preparaba una gran fila de colaboradores y empleados del lugar para ser ellos mismos los que dieran la bienvenida a los pequeños huéspedes.

 

Camila de cinco años, Francisco de 13 y Lázaro de 10, por mencionar algunos, fueron recibidos con aplausos y elogios, posteriormente, personal del hotel los llevó a desayunar un rico menú, que consistía en pan, leche, huevo, fruta o hot cakes.

 

Siguiendo las actividades que tenía la Fundación Deseos Compartidos y el hotel Hyatt Regency, los pequeños fueron llevados a el área de repostería donde ya los esperaban con una dinámica, que consistía en buscar cada quien su nombre y quien así lo hacía se ganaba un pequeño presente y el primero en hacerlo fue la pequeña Rosita, originaria del municipio de Ixtapaluca, Estado de México.

 

Posteriormente, nuestros pequeños guerreros se dirigieron a una actividad ecologista, donde cada uno plasmó sus huellas en bolsas ecológicas, así como en plantas o botellas con agua. En esta actividad pudimos platicar con Jesús, originario de Naucalpan, Estado de México, quien es amante de la naturaleza y prefiere ver documentales de animales o plantas que divertirse con una caricatura.

 

“En mi bolsa ecológica quise poner la frase ´cuídame´, ya que creo es importante que todos los niños cuidemos el agua y los bosques que tenemos en México”, comento Jesús emocionado.

 

Es importante resaltar que la mayoría de los pequeños plasmaron sus huellas, hicieron ´caritas´ y pusieron frases como: “vida”, “salud”, “bosques” y “agua”. Cabe destacar, que todas las actividades ecológicas que realizaron los niños, personal del hotel más tarde las regalaría a la gente que encontrara sobre avenida Reforma.

 

Es así como nuestros pequeños huéspedes se olvidaron por un rato de su dinámica que los mantiene en la lucha contra el cáncer o la leucemia.

 

Llegó uno de los momentos más esperados por parte de nuestros pequeños guerreros, que era tener un cargo o responsabilidad dentro del hotel, tal fue el caso de Christopher, quien se desempeñó como enfermero, Lázaro de bombero, Erick de chef y Rosita de mesera; así sucesivamente los demás niños ocuparon un cargo.

 

Cabe mencionar, que todos hicieron un excelente papel, cada uno aprendió del oficio que habían escogido.

 

Después de realizar cada quien una actividad o función, los niños fueron invitados a degustar una rica comida, ésta consistió en pollo agridulce, filete de pescado, o sopa de hongos, así como fruta y agua de jamaica y de melón.

 

Nuestros pequeños guerreros creyeron que terminando la comida ya no había más sorpresas, lo que no se esperaban es que el personal del hotel los sorprendería con regalos, cada uno de los niños tuvo un padrino; dentro de los regalos pudimos apreciar, osos, perritos, globos, dulces y hasta libros para colorear.

 

Por último, Thierry Guillot, gerente general del hotel y Marcela Cuéllar, gerentede Mercadotecnia agradecieron a los niños por haber estado un día en el hotel y por dejar un claro ejemplo de vida, asimismo se sumó el agradecimiento a la Fundación Deseos Compartidos por realizar dicho evento y apoyar a los niños de México, sobre todo a los que se encuentran en etapa terminal.

 

“Gracias a Eugenia Lozano, directora de la Fundación Deseos Compartidos y a los familiares de los niños por estar este día en el hotel, compartir este espacio con los pequeños fue que ellos sientan un entorno diferente al que viven todos los días en el hospital”, finalizó Thierry Guillot.

 

La alegría se veía en los niños, quienes por un momento se olvidaron del dolor y el mal que los aqueja. Antes de subir al autobús se tomaron la fotografía del recuerdo con el personal del hotel Hyatt Regency.

Relacionados

El mundo enfrenta incertidumbre pero México sigue creciendo

Pese a volatilidad financiera y a los escenarios de incertidumbre mundial, México sigue creciendo, generando empleos e incrementando su infraestructura, porque quienes deciden invertir y “jugársela” con México lo hacen porque hay ...