BREAKING NEWS
#Noticiales


#Japón

México, D.F.- En Japón está prohibido bailar en bares y discotecas a partir de medianoche. Así lo establece una ley que ha puesto en jaque a las antaño vibrantes escenas nocturnas de Tokio y Osaka y que podría ser revocada gracias a la movilización ciudadana.

 

El cartel de “No dancing” (No bailar) preside las pistas de baile de muchos establecimientos nipones, con rótulos en inglés y japonés en ocasiones acompañados de un símbolo claramente entendible para los visitantes extranjeros.

 

Según la Ley de Control de la Moral Pública de los Negocios de Ocio (conocida como “fueiho” en japonés), bailar solo está permitido en los establecimientos que cumplan ciertos requisitos técnicos y cuenten con una licencia especial, y en cualquier caso todos los lugares con permiso deben cerrar a la una de la madrugada como máximo.

 

Esta normativa fue aprobada en 1948 en plena posguerra y ocupación estadounidense, con el objetivo de controlar la prostitución y los crímenes relacionados con los “yakuzas”.

 

En la práctica, las autoridades se hicieron de la vista gorda durante décadas y permitieron el florecimiento de la cultura de “clubbing” en Tokio y Osaka, que vivió su época dorada durante los años 80 y 90.

 

Pero todo cambió en 2010, cuando la policía decidió desempolvar la vieja normativa tras una serie de casos de tráfico de drogas y de incidentes violentos en Osaka que incluso dejaron dos muertos en el barrio de America-mura, un popular destino de marcha para turistas y entre la comunidad de expatriados.

 

Diversos clubes y bares de la ciudad portuaria sufrieron redadas, detenciones e incluso clausuras, mientras que en Tokio la policía realizó varias intervenciones de este tipo en discotecas de Roppongi, una de las zonas más “fiesteras” de la capital.

 

Para evitar problemas con las autoridades, los establecimientos optaron por instalar carteles de “prohibido bailar” o por cambiar su estatus legal a “lugares de entretenimiento”.

Relacionados

El mundo enfrenta incertidumbre pero México sigue creciendo

Pese a volatilidad financiera y a los escenarios de incertidumbre mundial, México sigue creciendo, generando empleos e incrementando su infraestructura, porque quienes deciden invertir y “jugársela” con México lo hacen porque hay ...