BREAKING NEWS
#Noticiales


Habitantes de San Miguel Totolapan, Guerrero, son olvidados por el Gobierno

Por: septiembre 19, 2013 Sin comentarios

México, D.F.- Alrededor de  28 mil habitantes del municipio de San Miguel Totolapan  se encuentran incomunicados, así como Valle Luz, San Francisco, Santa Catarina y otras regiones de Tierra caliente y de la Sierra, porque el puente vehicular;  única vía de comunicación de esa parte del estado, fue derrumbado y arrastrado por la crecida del río Balsas, consecuencia de las fuertes lluvias que provocaron  los dos fenómenos naturales Manuel e Ingrid, el pasado fin de semana.

 

Este jueves, a cinco días de que el Balsas creció como nunca lo había hecho en la historia reciente, y a cuatro días de que se llevó el puente vehicular, los habitantes de este municipio exigen a los  gobiernos que encabeza el primer mandatario de la nación,  Enrique Peña Nieto, así como el  mismo gobernador del estado, Ángel Aguirre Rivero, y el alcalde, Saúl Beltrán Orozco, que busquen la forma de pasar al otro lado alimentos, agua, medicinas y cobijas, de manera extra-urgente,  porque ya no tienen víveres, y la mayoría de la población está en la calle.

 

El puente que fue construido en 1993, en el periodo del ex  presidente Carlos Salinas de Gortari, fue destruido por la corriente de agua en su totalidad, por eso ahora los habitantes de ese municipio se quedaron incomunicados y la única forma de llevarles víveres sería vía área. En este municipio varias comunidades que estaban sobre la rivera del Balsas prácticamente desaparecieron, aunque hasta hoy se sabe que la gente alcanzó a salirse de ellas y se instalaron en los cerros y en lomas cercanas o en viviendas no dañadas, que están las partes altas de este municipio.

 

Así mismo, pobladores de Tlapehuala quienes también han quedado desamparados, piden a las autoridades de los tres niveles el apoyo y recalcan que como es posible que a cinco días de esta desgracia no hayan ni siquiera sobrevolado la zona, para rescatar a las familias que están en los cerros, lomas, o arriba de sus azoteas.

 

También urge dijeron llevarles comida y agua, ya que la mayoría de las viviendas resultaron anegadas, así como sus pozos de agua, y  plantas de purificación del vital líquido.

 

Lamentaron que ninguna autoridad del estado de Protección Civil o elementos de Ejército Mexicano vayan a rescatarlos. Están desesperados porque la gente del otro lado grita mediante altavoces que quieren agua, y medicinas, aunque los pobladores de municipios aledaños están tratando de meter una lancha de motor, pero la corriente del río balsas todavía es muy fuerte, y pueden ser arrastrados los que intenten pasar el afluente.

 

El río balsas sigue crecido, y desbordado, porque la presa del Caracol, ubicada esta en el municipio de Apaxtla de Castrejón, sigue siendo desfogada, para que no vaya reventarse por tanta agua.

 

 

Relacionados

El mundo enfrenta incertidumbre pero México sigue creciendo

Pese a volatilidad financiera y a los escenarios de incertidumbre mundial, México sigue creciendo, generando empleos e incrementando su infraestructura, porque quienes deciden invertir y “jugársela” con México lo hacen porque hay ...