BREAKING NEWS
#Noticiales


#FuegoCruzado: El arte de dirigir

Por: Enero 28, 2016 Sin comentarios

A pesar de que hoy en día los equipos de directivos tienden a ser numerosos, las organizaciones se rigen por una visión, filosofía o mandato; y es que, aunque en estos tiempos parezca extraño, todavía existe un gran número de personas que disfrutan del mandato por el simple hecho de poseer un título nobiliario llamado “El jefe”.

Ahora bien, ¿qué pasa cuando esos grupos directivos o el cúmulo de jefes se contradicen? Se empieza a conocer el fuego cruzado al momento de la toma de decisiones, y es más complejo para un subordinado enfrentarse a un cambio de directriz de forma abrupta, ya que la ambigüedad de cuál atender lo domina y en muchos casos hasta lo paraliza.

Los teóricos administrativos plantearon que dos personas no pueden ejercer directrices sobre un subordinado, debido a que al momento de recibir dos informaciones desconocerá cuál ejecutar primero y eso traerá como consecuencias una decisión basada en su criterio o perspectiva. El común denominador operativo se decanta por seguir la visión del líder que esté más arriba en la pirámide organizacional, como segundo plano el que genera mayor respeto o en su defecto, aquel que infunde temor.

Si bien es cierto que esto pasa hasta en las mejores familias, si están en una organización dirigida por dos visiones, la forma de mejorar la problemática es estableciendo direcciones por áreas (Operativa, Laboral, Mercadeo, Financiera, entre otras), eso determinará una frontera entre las decisiones que generan cada una de las gerencias establecidas.

Como siguiente paso, las organizaciones deben establecer un Tratado de Versalles empresarial y respetar a cada una de las gerencias; posteriormente, discriminar el conjunto de actividades a realizar por cada una de las gerencias o direcciones, para que se suprima la duplicidad de funciones o en su defecto exista una desproporción de actividades, lo cual evitará departamentos con capacidad ociosa u otros con sobrecarga laboral.

Maquiavelo planteaba “Divide y Reinarás”, y este el último paso para acabar con el fuego cruzado. Al segmentar los equipos de trabajo por gerencia o dirección, el “team leader” deberá coordinar con su equipo de trabajo la estrategia que le permitirá desarrollar no sólo su gerencia, sino la organización como tal. Sin embargo, se debe hacer énfasis que la segmentación, no es sinónimo de creación de tribus aleatorias, las cuales básicamente son grupos de personas que no escucharon nunca el término trabajo en equipo, por lo que se debe tener mucho cuidado, ya que el adefesio de la segmentación es la construcción de tribus que solo reconocen a iguales.

Aunque sólo le damos peso al tema racional, el lado derecho del cerebro también es parte de nuestro cuerpo, por ende el tema cualitativo en esta diversidad de visiones también juega un papel fundamental. La mayoría de las personas que son la base de este escrito, manifestaron sentirse más a gusto con un director o gerente que con otro, más del 50% de las personas manifestaron que la diferencia radicaba en la forma de expresar sus ideas y es que a la frase “No es lo que se dice, sino cómo se dice”, es posible agregarle un: “dónde se dice”.

Por lo antes expuesto, se debe manejar como base filosófica la libertad del pensamiento, la visión de guía clara pero sobre todo, el respeto hacia la persona a quien se dirige, ya que él mismo es la columna de la dirección organizacional.

Relacionados

El mundo enfrenta incertidumbre pero México sigue creciendo

Pese a volatilidad financiera y a los escenarios de incertidumbre mundial, México sigue creciendo, generando empleos e incrementando su infraestructura, porque quienes deciden invertir y “jugársela” con México lo hacen porque hay ...