BREAKING NEWS
#Noticiales


¡Esos maestros revoltosos!

Por: Septiembre 10, 2013 Sin comentarios

México, D.F.- En este momento hablar sobre la reforma educativa y el papel desempeñado por los maestros produce álgidas reacciones, al tiempo que divide opiniones, aunque en algo la sociedad está de acuerdo: en el repudio a la forma en que el magisterio ha mostrado su inconformidad ante esta reforma, tan llevada y traída en dimes y diretes pero en el fondo poco conocida.

¿Por qué los maestros no aceptan la reforma?, ¿Realmente se niegan a ser evaluados?, ¿En qué momento perdieron el apoyo y el respeto de la sociedad?

Los maestros no aceptan la reforma simple y sencillamente porque: no se tomó en cuenta su opinión, porque va en contra de sus derechos laborales, porque no se ha explicitado el planteamiento pedagógico de la misma.

Se acordaron foros abiertos con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), con la Secretaría de Gobernación; fueron enviadas sendas propuestas reglamentarias hacia Congresos locales, como en Guerrero; se acordaron mecanismos de participación y consulta en otros estados de la República, y la misma Comisión de Educación de la Cámara de Diputados organizó y discutió de forma abierta con el magisterio, con expertos, académicos y otros actores, los temas candentes de una reforma educativa y… al final, la SEP y el gobierno decidieron enviar al periodo extraordinario de sesiones de la Cámara de Diputados, en su esencia y sin cambios importantes, las mismas leyes secundarias que habían sido conocidas desde los inicios de este año; esto parece una burla y seguramente lo es.

Los maestros no se niegan a ser evaluados, no se niegan a recibir actualización; hace 20 años que los docentes se someten a una evaluación anual que consiste en un examen  de conocimientos pedagógicos, administrativos y de dominio de los contenidos del programa que manejan, también es evaluado el rendimiento de su grupo y su participación como integrante del equipo de docentes de su centro de trabajo y dedican parte de sus fines de semana y periodo de receso de clases para asistir a cursos de actualización. En 1993 se implantó el Programa Nacional de Carrera Magisterial que tiene el propósito de coadyuvar a elevar la calidad de la educación, mediante el reconocimiento y apoyo a los docentes, así como el mejoramiento de sus condiciones laborales, educativas y de vida,. Carrera Magisterial ha permitido consolidar una cultura de la evaluación, como una actividad permanente y natural del quehacer educativo, asimismo, ha promovido la actualización, capacitación y profesionalización de los docentes en servicio.

La Ley General del Servicio Profesional Docente (LGSPD) va en contra de los derechos laborales porque se aplica de manera retroactiva, deroga todos los derechos adquiridos, el ingreso, promoción, reconocimiento y permanencia en el empleo, se vuelven “condiciones administrativas” y dejan de ser derechos laborales, enfrenta al docente como sujeto administrativo aislado a la estructura estatal

La opinión pública expresa que en ninguna empresa privada se tienen las prerrogativas y prestaciones de los trabajadores del estado, antes de la LGSPD, el maestro formaba parte de esa estructura estatal, ahora se le separa de ella y podría decirse que se le enfrentará a condiciones laborales similares a las que se aplican dentro de una empresa privada, es decir instaura un procedimiento autoritario que permite la separación inmediata del empleo sin que haya la garantía de audiencia prevista en la legislación laboral, se cancel el derecho a la reinstalación del empleo; los cambios de fondo no tienen que ver con cuestiones educativas sino de control político, todos nos hemos enfrentado a servidores públicos nefastos, ineptos, prepotentes, corruptos, ¿porqué esta reforma laboral se aplica sólo a los docentes y no se amplía a todos los trabajadores al servicio del estado?

Los estudiantes mexicanos tienen el nivel educativo más bajo de los treinta países evaluados en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE): no pueden resolver problemas elementales, el 74% de los estudiantes de 15 años no entienden lo que leen, existe un elevado índice de deserción escolar, el promedio de escolaridad en México es de 11.5 años, (en Noruega es de 17.6) y… ¿quiénes son los responsables de estos vergonzosos resultados? ¡Los maestros por supuesto! lo han hecho notar los medios de comunicación, ¡los maestros! se lee entre líneas en la LGSPD; los maestros son el último eslabón en la cadena educativa y los que dan la cara ante la sociedad pues son los directamente responsables de la ejecución de planes y programas educativos, pero ¡no son los únicos responsables!, muchos son los factores que inciden en el proceso de aprendizaje de los estudiantes: la política educativa de nuestro país, la orientación de los planes y programas, así como la metodología que éstos plantean, los materiales de trabajo con los que cuenta el maestro en el aula, -y con esto no me refiero sólo a los libros de texto-, las condiciones físicas de las escuelas, el nivel socioeconómico y cultural de la comunidad en la que trabaja el maestro y la participación responsable de los padres y madres de familia; si analizamos de qué forma cada uno de estos factores han intervenido en los resultados de la evaluación de la OCDE, entenderemos que ¡el maestro no es el único responsable!

De lo que si son responsables los maestros es de la forma en que han planteado su inconformidad y rechazo a la LGSPD, han mostrado intolerancia y atropellado a terceros, han politizado la propuesta y seleccionado estrategias que de sobra saben van a reforzar el estigma que pesa sobre ellos, han agredido a la sociedad y han perdido su apoyo favoreciendo la opinión de que hay que poner un alto a ¡esos maestros revoltosos!,

Relacionados

CNTE entrega pliego de demandas en Los Pinos

La movilización, integrada por docentes de Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Michoacán, se congregó frente al edificio de la Loteria Nacional donde partieron poco después de este medio día. ...