BREAKING NEWS
#Noticiales


¡Descubre nuevos caminos y rutas para llegar al tan esperado orgasmo!

Por: Febrero 29, 2016 Sin comentarios

Si deseas que tus sesiones bajo las sábanas sean gloriosas, tiemble la cama, salgan chispas y truenen cohetes porque alcanzaste un orgasmo grandioso, la clave está en mantener las cosas simples. Sabemos que un sexo loco y desenfrenado, le brinda a tu vida sexual mucho sabor, pero si tu meta es llegar al clímax, lo mejor es atenerte a lo básico. Sigue leyendo, porque te traigo algunas posiciones y truquitos para que tu camino al placer total sea mucho más fácil.

Si te encanta el sexo salvaje y “acrobático”, estamos de acuerdo, pero si buscas llegar a un orgasmo, este tipo de sexo te distrae al realizar complicadas posiciones y no te permite experimentar las verdaderas sensaciones del placer.

Si quieres gritar por llegar al orgasmo, las posiciones más simples suelen ser las mejores y, con algunas sencillas modificaciones, puedes hacerlas todavía más orgásmicas de lo que ya son.

Te recomiendo que sigas leyendo porque a continuación, te daré algunas posiciones “clásicas”, pero renovadas para que alcances las notas más altas de placer.

Pero… ¡Alto!, antes de contarte sobre esas posiciones, tienes que tomar en cuenta que si quieres alcanzar un orgasmo, necesitas entrenar tu mente. Con el ánimo correcto, tendrás la mitad de la pelea ganada al buscar el placer supremo. Toma en cuenta los siguientes puntos para que todos tus sentidos tengan como fin, alcanzar el éxtasis.

-Deja volar la imaginación: Hacerlo te ayudará a relajarte y transportarte a lugares eróticos y sensuales. Fantasea con lo que más te prenda, puedes imaginar que estás con otro hombre, en otro lugar, etc. No te sientas culpable, tu imaginación no le hará daño a nadie.

-Que no te importe nada: Sé un poco egoísta, preocúpate por tu placer, limítate a disfrutar y sentir. De lo contrario el sexo será más trabajo que satisfacción.

-Enciende tus sentidos: Cada uno de nosotros conocemos lo que nos prende, existen ciertos olores y sonidos que tienen un efecto positivo en tu libido. Aprende a distinguirlos, piensa en las cosas que te hacen sentir sexy y sensual y designa cuál de ellas es la que activa tu cerebro y tu cuerpo para esas horas de placer.

-¡No pierdas tu meta!: No permitas que en tus sesiones sexuales interfiera el estrés que tuviste en el trabajo, libera todo lo negativo que pase por tu mente. Concentra tus pensamientos sólo en la parte física y en las sensaciones que te provocan cada beso y caricia.

¿Listos? ¡Ahora sí! Chequen las posiciones que teníamos pendientes…

¡Jamás le dirás no al misionero!

Esa posición tan clásica del misionero, te aseguro que ya no la verás con los mismos ojos. Ella acostada boca arriba, coloca una almohada bajo sus nalgas para levantar las caderas; eleva ahora las piernas e inclínalas un poco hacia los hombros, como si trataras de doblar tu cuerpo a la mitad. Esto facilita los movimientos de él, hace más profunda la penetración y estimula el punto G. Pero esto, considéralo como un previo para recibir una gran orgasmo, ya que cuando tu punto G haya recibido suficiente fricción, baja las piernas y haz que él se ponga sobre ti, alzando su hueso pélvico hasta alinearlo con tu clítoris y se moverá hasta que llegues al clímax, que te aseguramos, será muy intenso.

¡Ponte boca abajo!

Como si fuera entrenamiento del ejército y te tienes que defender e ir a gatas arrastrándote, así ponte para tu pareja, pero dale una variante, alza un poco el trasero para que él te penetre. Él puede elevar su cuerpo apoyándose en sus manos. Esta posición proporciona más fricción con sus movimientos de penetración, y también puedes frotar suavemente el área del clítoris contra la cama.

¡Arriba las mujeres!

La posición de la “mujer arriba” favorece mucho el orgasmo. Le permite a él dictar el ritmo de la penetración y, sobre todo, le da fácil acceso a tu clítoris. Pero va el toque extra para que le des un giro total a esta posición, voltéate de modo que quedes de frente a sus pies, en posición de vaquera a la inversa. En vez de cabalgar sobre él, une tus piernas y coloca tus pies planos entre las piernas de él. Los beneficios de estar en ésta posición son muchos, hay más estímulo en el punto G y clítoris provocando un orgasmo explosivo.

¡A poner la mesa!

Algunas veces cambiar el escenario de nuestra sesiones sexuales puede ser el estimulante perfecto para lograr un orgasmo. Toma una mesa al nivel de la cintura de tu pareja, acuéstate sobre la mesa, con el trasero cerca del borde, dile que te penetre mientras permanece de pie entre tus piernas sosteniendo tus caderas como palanca. Apoya tus pies en sus hombros o en el borde de la mesa.

Como sus manos de él quedan libres, las puede ocupar para acariciar tu cuerpo. Para aumentar las posibilidades de tener un orgasmo, sujeta tu trasero y levántalo, lo que eleva la tensión pélvica y hace fluir la sangre al área.

¿Listos para probar estas posiciones? Recuerden que lo más importante es la confianza y hablar de lo que quieres en pareja. Platicarlo y crear acuerdos, ideas y fantasías, te hará disfrutar plenamente tus sesiones sexuales.

¡Mucha suerte y…muchos orgasmos!

Relacionados

El mundo enfrenta incertidumbre pero México sigue creciendo

Pese a volatilidad financiera y a los escenarios de incertidumbre mundial, México sigue creciendo, generando empleos e incrementando su infraestructura, porque quienes deciden invertir y “jugársela” con México lo hacen porque hay ...